Actualmente, es muy habitual llevar mascarilla, o ver a gente que la lleve en los lugares públicos. Aunque de momento no es obligatoria, si que es muy recomendable para evitar la propagación del virus.

Este elemento de protección era habitual en profesionales y sanitarioas, pero con la crisis sanitaria del COVD-19 se ha extendido a casi la totalidad de la población. Y eso, a los niños puede asustarlos un poco. Sobre todo si son ellos los que tienen que ponersela.

La mayoria de los niños se sentirán cómodos con la situación, pero es importante que tengamos una conversación con ellos, explicandoles por qué la gente está llevando las mascarillas y les demos tiempo para acostumbrarse a esta nueva situación. Asimismo, debemos contestar a todas sus preguntas y brindarles el apoyo que necesiten.

¿Por qué pueden asustar las mascarillas?

Los niños se guían muchas veces por la expresión del que tienen delante. Las mascarillas tapan la mitad de la cara y un gesto que les da mucha tranquilidad: la sonrisa. Por eso, al no verla pueden impresionarse un poco, sentirse inseguros, o no reconocer a la persona.

Depende del niño y de la edad, los niños pueden reaccionar de forma diferente, aunque la mayoria se adaptan facilmente. A algunos, hasta les puede hacer ilusión, al considerarlo una especie de disfraz.

Acostumbrar a los niños a las mascarillas

  • Introducirlas en situaciones cotidianas: A través del propio juego (poner mascarillas a sus muñecos, jugar a médicos…), el niño puede ver la mascarilla como un elemento cotidiano y puede perderle el miedo.
  • Crear o decorar mascarillas juntos. Si el niño cree controlar la situación, y participa en la creación desde el principio, considerará un elemento suyo y le costará menos llevarla.

 

En las consultas:

Cuando acudimos al médico, nos vemos en un espacio en el que el niño estará en un sitio cerrado con más gente que lleva mascarilla. En esta situación, debemos explicarle el por qué de una forma positiva: es para evitar la propagación de los gérmenes o «bichitos», nosotros también queremos ayudar… Es muy importante la comunicación con los niños antes y después de las visitas médicas, y normalizar la situación para que se sientan más seguros.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies